Freakin' bloggers

A ver... cómo empiezo...

Hoy llegué al trabajo y antes de ponerme a hacer algo un poco más útil, me metí en los blogs de mis amigas, y en sus links, y en los links de los links... ¿Motivo? Ninguno, satisfacer mi curiosidad voyeurista, de saber la vida de gente que nunca voy a ver, o peor, que si la llego a ver jamás reconocería.

Ahora, lo que quiero contar es que terminé la vuelta de aproximadamente media hora, totalmente preocupada y algo angustiada (sin exagerar). ¡Es impresionante el nivel de neurosis que anda flotando en los blogs!
Está bien, es un medio catártico..., pero está lleno, repito, lleno, de gente que lo único que hace es tirar su basura al espacio virtual.

Pero lo más preocupante es que haya tanta gente neurótica y ombliguista dando vueltas por el mundo real.

Así que, eso.

Esta es una invitación a que no lean mi blog. A que sea feliz y haga cosas felices con su vida, porque ¡hay tanto para hacer!

¡Salud!

Comentarios

Sil:
cosa 1- nunca entro a un blog, con la intension de que me haga pensar.
cosa 2- lo hago por que hasta ahora no encontre nada mejor que hacer.
cosa 3- me pongo triste.
cosa 4- estoy en proceso de limpieza general de mi habitacion (como esa que a vos te agarra para fin de año).
cosa 5- eso purifica.
cosa 6- te quiero mucho.
cosa 7- ya lo se, soy re tierna.
Femina Videns dijo…
Sol:
cosa 1 - Tampoco me parece que un blog sea para pensar

cosa 2 - Quizás para compartir

cosa 3 - Me preocupa que no haya más cosas lindas para compartir

cosa 4 - No pude terminar!!

cosa 5- Quedó semi puro nomás...

cosa 6 - Yo también!!

cosa 7 - Siiii jajaj

Nos vemos prontillooo
Yo sí estoy aberrantemente de acuerdo, para variar.
De hecho, charlando el otro día con una amiga, coincidíamos en que no conocemos absolutamente ningún blog que no empiece como un medio catártico-ombliguista-onanista (no fueron esos nuestros términos, pero los pido prestados) de lanzar basura a la Interestalar Web. Yo por lo menos me hago cargo.
Después puede ser que los blogs evolucionen y se empleen con fines más productivos, como querer comunicar algo que trascienda la neurosis.
Que nosotros dos nos conozcamos se debe exclusivamente (en su etapa inicial, por lo menos) a eso mismo.
Lo que pasa es que la gente cree que ir al analista, leer Bucay, postear en un blog y vivir, son la misma cosa.
Y resulta que no.
NO.
nu nu nu nu nu.
Bruno dijo…
Totalmente d´accordo con vosotros. Hace muy poco que empecé a recorrer blogs y armarme uno, y es hasta absurdo lo repetitivo que se pone el asunto de la catarsis, las quejas, y sobre todo el forzado condimento del chiste y el humor pseudo inteligente que ya llega a empalagar.

Por suerte, hay árboles y pastito en muchas plazas.

Gracias por la atención, e buona fortuna!

Entradas más populares de este blog

Otra nota mental

Las Acacias