Entradas

Mostrando las entradas de mayo, 2010

Que conste en actas

Acabo de dormir aproximadamente (ya no recuerdo con claridad) 23 horas seguidas...

Y hubiera seguido durmiendo...

Ponerme en posición vertical me costó mucho, y de hecho, tres horas después, sigo mareada, y si cierro los ojos podría dormirme en 3 minutos.

Es una experiencia harto intensa! jaja Pruébenla!

Y esto va para los que siempre me dijeron que con los años se duerme cada vez menos! jaja.

Larga vida a la oruga!

Salud!

Despertares

Desperté habiendo soñado mucho. Retazos de imágenes. No las recuerdo del todo. Sé que estaba mi abuela y un departamento vacío, con una cama de una plaza, con frazadas no muy limpias, y cajas con objetos tirados.
Y la sombra de mi abuela.

También sé que soñé con trabajo. Soñé que hablaba con Lucho y que estaba en la playa.

Soñé que dormía mucho, con mi gatita a upa. Soñé que me llamaban, me invitaban a lugares. Me decían cosas lindas.

Y desperté y la mayoría de las cosas eran ciertas.

No hay nada como dormir en tu cama después de tres semanas. Welcome home y doce horas de sueño pesado.
Pensar que cuando la pena ahogaba mi corazón... nada. Ahogaba mi corazón.

Y eso también pasó.

Qué fácil es ver el dolor a la distancia, y qué fácil es olvidarse de que el dolor se va.

Me voy a dormir pensando en todo este tiempo inmenso. En la incertidumbre del qué vendrá. Tratando de abrazarla y de no echarla. Que sea mi almohada un tiempo. Un tiempo largo y necesario.

Tiempo de mí.

La orquesta de la vida

Clorinda.

Antes de salir, una historia digna de "Sintonía de Amor" con Tom Hanks y Meg Ryan.

Estaba yo en el Aeropuerto Jorge Newbery y me llega un mensaje de un número desconocido. "Estoy en Buenos Aires, si querés nos juntamos un rato". Ya sabía quién era.
Yo, a punto de un viaje de trabajo, organizando, viendo que no falte nadie, con los nervios clásicos de un viaje de este tipo. Ni en pedo contesto pensé. Sea quien sea.

Duró dos minutos, y lo llamé. Dónde estás? En el aeropuerto.

Me caigo y me levanto... En qué aeropuerto? Aeroparque... Mentiraaaa. No boluda, posta. Peráaa, no puede ser. En qué parte? En la puerta. Yo estoy en la puerta! En dónde. Adentro. Bueno, yo estoy acá afuera.

Treinta segundos y estaba ahí. Él. Yo. Cinco años después. Me temblaban las piernas. Abrazo eterno. Tímido y eterno.

De fondo mi jefe "Silvi, Silvi, vení, quién falta" Y yo tratando de leer una lista de gente. Tildando nombres, me temblaba el pulso, no podía.

Lo abracé y es el am…