Sueño gore

Soñé que estaba en un laboratorio o consultorio médico. Había dos científicos, que bien podrían haber sido mecánicos con trajes blancos. Eran mis amigos, o conocidos.

No sé bien por qué cuestión me tienen que cortar la mandíbula. No era algo cuestionable ni terrible. Simplemente me dicen "A la sierraaa!" en tono jocoso y yo de mala gana acepto.

La sierra era la típica que se ve en una carnicería. Yo voy y (aquí debo reconocer que con algo de miedo) pongo mi boca abierta entre la sierra y la accionan. Empiezan a cortar y era angustioso, pero era algo que había que hacer. Imaginaba cómo mi cráneo quedaría abierto en dos, pero no lo relacionaba con mi muerte.

De repente uno dice "Alto!" y deciden que ese no era un buen método, ya que me moriría. Entonces agarran una sierra manual y empiezan a darle a mi articulación derecha de la mandíbula. Yo puteaba porque así sería más lento y doloroso. Soporté con estoicismo la vibración de la sierra a velocidad lenta. Lo que más me molestaba era la vibración en el cráneo. Casi como cuando mordemos un tenedor.

Pero no sentía dolor. Más bien la angustia mental del dolor.

Una vez que habían terminado con el lado derecho, probé abrir mi boca, y estaba buenísimo! Podía abrirla con total libertad, hasta los 180 grados de la articulación. Se sentía bárbaro.

Van a la articulación de la izquierda. Ahí veo que el "médico-mecánico" forcejea bastante, y le toma más trabajo. Me di cuenta de que haría algo mal. Entonces corta una parte, pero no le alcanza y tiene que seguir serruchando otra más.

"La puta madre!" Grita su compañero. Chorros de sangre manan de mi boca. Algo hizo mal y parece que me voy a desangrar. Yo no me sentía bien, pero en el fondo sí. Lástima que me desangro, pensaba. La sensación era como si me sangrara la nariz.

"La puta madre, ahora te va a doler esto" Y me empiezan a coser. Eso sí que me angustiaba. El sentir el hilo rozando mi carne, y tensionándola levemente para que pase de un lado al otro.

Finalmente, después de ese sufrimiento (sin dolor físico) me miro al espejo y estoy feliz. Puedo abrir mi boca completamente, con total libertad.

Fue todo medio engorroso pero valió la pena.

Comentarios

Entradas más populares de este blog

Otra nota mental

Luna nueva